La historia de Umaicha

UMAICHA nació de una doble historia de amor. A finales de los años 80, tras finalizar sus estudios en Francia, Jean-Jacques se fue a vivir a Japón donde conoció a Saeko, la que se volvería su futura mujer. Descubrió gracias a ella una cultura culinaria original, natural y sana, y se enamoró también de este país donde vivió más de 10 años. Allí, se acostumbró a refrescarse con bebidas de té no dulce, o “mutou-cha” (literalmente “té sin azúcar”) que existen en muchas variedades y se consumen todo el año.

Al volver a Europa, Jean-Jacques y Saeko se instalaron en Barcelona y siguieron preparando de forma casera “mutou-cha”, infusionando diferentes tipos de hojas de té para conseguir una bebida sin azúcar y no dulce, que empezaría a ser muy popular entre sus amigos europeos… pero que no se podía encontrar en el mercado.

Así nació la idea de crear UMAICHA, que significa “Delicioso Té” en japonés. Después de 25 años trabajando en el sector de alimentación, Jean-Jacques decidió crear su propia empresa y dar a conocer en Europa las virtudes de un té sin azúcar y NO dulce, como se bebe en Japón.

Buscando ayuda para desarrollar una gama de bebidas, conoció en Japón a Haruna Beverages, la empresa de la familia Aoki que cuenta con grandes expertos de bebidas de té, quien acepto ayudarle a desarrollar unos productos adaptados al paladar europeo. Se hizo una selección minuciosa de hojas de té, que juntos con unos parámetros específicos de infusión, permitieron desarrollar una gama de productos sin amargura y con toda la frescor de hojas de té verde de gran calidad, que están ahora disponibles para el público en Barcelona y Madrid.

Umaicha es un producto innovador, único y sobretodo auténtico, desde su origen con sus hojas de té importadas de Japón, hasta su proceso de producción con infusión directa de las hojas de té sin usar ni extractos ni concentrados ni aromas.

Umaicha es una bebida naturalmente sin calorías, NO dulce, y suficientemente suave para no añadir azúcar ni edulcorantes artificiales.

La filosofía Umaicha

Umaicha se rige por la autenticidad y la tradición: desde la cosecha de las hojas del té hasta el proceso de producción, todo en Umaicha es como debe ser para obtener un té japonés de verdad. No buscamos edulcorar, camuflar o compensar su sabor natural, solo queremos poder haceros disfrutar del auténtico té japonés tal y como debe ser: delicioso, suave y sin azúcar.